Hace unos meses el hijo menor de la desaparecida Carmina Ordoñez, Julian Contreras Jr, decidió que era el momento de cambiar tras pasar una etapa una poco complicada.

Ahora, el joven ha dado un giro de 180 grados a su vida y es un chico renovado no solo de mente sino también de cuerpo porque Julián está entrenando muy duro para lucir el cuerpazo del que presume en las redes sociales.

"Un selfie natural y real, después de un buen entrenamiento. Todo lleva tiempo y un proceso, pero hay que disfrutarlo también. Es el primero que subo, ¡ahora que caigo!", comenta Contreras junto a una foto donde aparece vestido solo con una toalla y marcando todos los músculos de su cuerpo.