Kendall Jenner para Calvin Klein

Calvin Klein ha sabido siempre combinar el minimalismo de sus prendas con la sensualidad. La marca de lencería es una de las más provocativas sin hacerle falta confeccionar ropa interior con demasiada artillería y donde prima la comodidad. Pero esta vez, la firma ha decidido dar un paso más y la casa se ha atrevido a lanzar una campaña muy explícita y con alto contenido sexual.

Una de las protagonistas es Kendall Jenner, pese a que la marca no estaba de acuerdo con la modelos que han alcanzado el olimpo en el universo de la moda por su fama y no por compartir los valores de las distintas casas. También la acompañan otros rostros conocidos como Abbey Lee Kershaw. La primera, en una de las fotos, sujeta un pomelo simulando el aparato reproductor femenino y por si fuera poco añade la frase "I eat in my calvins" (me lo como en mis calvins), mientras que Abbey mete sus manos directamente en su ropa interior.

Tampoco ha pasado por alto la imagen de un belfie (foto de un trasero) encorsetado en una vaquero puesto del revés. La mayoría de los comentarios en las redes son negativos ya que consideran que no se muestra la nueva colección pero otros no han tardado en alabar el trabajo de Weir y que ha sabido reflejar el contenido erótico con elegancia.