Miranda Makaroff dice que "la comunidad de Instagram está incumpliendo sus propias normas y reglas borrando una foto que no enseña nada de nada, ni una pizca. Me han confirmado desde Instagram que simplemente es porque hay gente que lo reporta y automáticamente se elimina sin que haya un grupo que lo analice antes de que sea borrada, es decir, que @Instagram no hace su trabajo" y aprovecha para atacar y mostrar su descontento con la red social.

"Gracias Instagram por esta injusticia, esta dictadura visual, esta cárcel incoherente que nos da todo y nos lo quita a la vez. [...] Una vez más estamos dejando que los grandes grupos nos silencien, nos censuren", con este carácter reivindicativo, sumado a la fotografía en la está completamente desnuda tapándose con flores las zonas más íntimas de su cuerpo, la bloguer catalana dedicaba a la red social su nuevo desnudo.

Cada vez son más los artistas, cantantes, actores y actrices, pintores o bloguers, que deciden expresar el arte por mediación de un cuerpo, al natural, como Dios les trajo al mundo. Parece ser que Instagram no se lo pone fácil y cualquier fotografía con un contenido que alguien considere inapropiado, es motivo suficiente para eliminarla directamente.

Por ello, Makaroff se siente "frustrada, indignada y dolida" y pide a sus seguidores: "Deberíamos unirnos todos y crear una iniciativa contra la censura y a favor de la libertad de expresión y la justicia".

La it girl ha decidido privatizar su cuenta para saber cuál es el motivo exacto por el que recibe denuncias en sus fotografías y estas son eliminadas.