Ya pueden protagonizar muchas famosas importantes portadas de revistas, pero ha sido Miranda Kerr con su portada de V Magazine la que nos ha dejado con la boca abierta cual buzón de correos.

La súper modelo se ha plantado una peluca rubia platino, decorada con una corona de flores y se ha puesto la lencería más sexy para dejarse invadir por el espíritu de Miranda Canales Ilona Staller, más conocida como Cicciolina, la estrella porno de los años 70.

Pero es que ahí no acaba la cosa, Miranda se ha metido tan de lleno en el papel de la actriz pornográfica y ha querido rendirle homenaje por todo lo alto. ¿¿Cómo?? Pues Miranda ha mirado a cámara y ni corta ni perezosa se ha sacado un pecho de la misma forma que hacía Cicciolina. ¡No se ha cortado ni un pelo!