Kim Kardashian no deja a nadie indiferente con cada uno de sus looks. Sus apariciones sobre las alfombras rojas acaparan todos los flashes y en los Hollywood Beauty Awards no iba a ser menos.

En esta ocasión Kim asistió con uno de sus vestidos más polémicos hasta el momento. Firmado por Thierry Mugler, se trataba de un modelito en negro con cuello halter que cubría su pecho con tan sólo dos tiras de tela, dejando al descubierto gran parte de sus senos.

Acompañó el look con un estirado moño elaborado por Chris Appleton, que además fue su acompañante a la fiesta. Sin duda alguna, un vestido que solo alguien como Kim podría ponerse?