Cherelle Neille tiene 26 años y una belleza abrumadora. Esta joven británica ha visto como por ser guapa no acaba de encontrar a su media naranja, tal y como ha revelado al diaro The Sun.

Esta camarera con aspiraciones a actriz asegura que lleva bastante tiempo intentando encontrar pareja pero que es muy difícil ya que por su aspecto físico los hombres no quieren ver más allá, y nunca llegan a conocerla realmente.

“Las chicas normalitas siempre consiguen tener las relaciones duraderas, y yo soy la que se queda besando a todas las ranas”, asegura. “Estoy harta de que la gente de por supuesto que soy una buscona, cuando en realidad soy adorable”.

Ahora que gracias a la entrevista ha sido más conocida sobre todo a través de las redes sociales, afirma que tener un rostro como el suyo es una maldición, y otras chicas le escriben mensajes amenazantes: “Una chica me escribió: te crees muy guapa, ¿verdad? Pues no lo eres, ve y mátate”.

Charelle, que es madre de una niña, asegura que su belleza también le ha jugado malas pasadas con sus amigos: “Las mujeres están celosas de mí, solo tengo una amiga”.