Jerome Adamoli es natural de Lyon, Francia, y desde muy jovencito dejó de estudiar para dedicarse a trabajar y cuidar de su humilde familia. Años más tarde fue descubierto por un fotógrafo en una calle de París, lo que posteriormente le dió la posibilidad de ser representado por New Madison París, una de las agencias europeas más reconocidas y con más prestigio. ¡Bendito fotógrafo!

Su primer trabajo fue para una campaña de Cerruti, en Milán. Desde entonces no ha parado de viajar a Londres, Nueva York o París, convirtiéndose así en un modelo profesional. Elegante, casual o descamisado, sea como sea, ¡nos encanta! Ha trabajado con numerosas firmas de renombre como Spontini, Oliver, Falke, Azzaro o Daniel Hechter.

Además de posar y dejar huella por las pasarelas por las que desfila, Adamoli es un gran aficionado del boxeo y del muay tailandés, una técnica de combate considerada como deporte extremo. ¡Menudo chulazo de armas tomar!