Jared Leto tiene una causa más para ser feliz y es que hace tan sólo unos días que ganó el Globo de Oro por su papel en 'Dallas Club Los compradores'. Y mientras algunos han celebrado este triunfo con sus personas más cercanas o en la fiesta posterior a la ceremonia, Jared ha querido ir más allá.

El actor ha decidido quitárselo todo y posar para el fotógrafo de moda Terry Richardson como han hecho otras celebrities como Miley Cyrus o Beyoncé. Con una toalla blanca, saliendo de la ducha o haciendo pesas es como se ha dejado retratar el cantante de rock.

No es la primera vez que Jared cae en las manos de Terry. Hace un año también se fotografió para mostrar el peso que tuvo que perder para uno de sus papeles y, la verdad, es que ahora se pueden apreciar más musculitos que la otra vez.