Parece que Óscar Casas se ha cansado del frío y ha hecho las maletas para viajar hasta el paraíso con un grupo de amigos. El actor está disfrutando de unos días maravillosos en Fuerteventura.

Un viaje con el que nos está dando mucha envidia y del que está presumiendo en redes sociales.

Recientemente, el hermano de Mario Casas publicaba una imagen tomada desde el cielo donde aparece tumbado en la orilla del mar con la que ha dejado enamorados a todos sus followers de Instagram. ¡Una instantánea de ensueño!