Maya Hawke, la hija de Ethan Hawke y Uma Thurman, ha dejado sin palabras a sus seguidores tras publicar un controvertido vídeo en Instagram en el que aparece semidesnuda y borracha.

La actriz aparece paseando por unos estudios de cine tapada únicamente con una chaqueta azul, mientras lleva en la mano un botellín de agua y bromea con sus seguidores sobre cómo es ser una estrella de Hollywood: "Si os preguntáis cómo es ser famoso, es así. Es muy 'glamouroso' y sexy, todo el mundo quiere acostarse contigo y besarte todo el tiempo. La gente te da un montón de comida gratis y ropa gratis y alcohol gratis. Básicamente nunca pago por nada".

Aunque lo mejor viene cuando reconoce que está borracha: "Estoy borracha ahora mismo", admite sin reparos. Maya, que creció prácticamente rodeada de cámaras y fotógrafos que perseguían a sus famosos padres, ha sabido encontrar su sitio en el mundo de la actuación más allá de su apellido.