Lucía Vives. Su nombre siempre ha estado ligado al de su padre, el cantante Carlos Vives. Pero ahora gracias a la portada que ha protagonizado para SoHo Colombia donde posa desnuda, ha conseguido que sea conocida por sí misma. Con mucha naturalidad y derrochando sensualidad, la joven ha conseguido darse a conocer fuera de su país natal, Puerto Rico.

En sus posados denota rebeldía, algo que a su familia no le sorprende ya que "su padre ha sido partícipe no le tenga miedo a su cuerpo". La joven reconoce que el intérprete de 'Fruta fresca' "casi se infarta cuando lo vio hasta que logró aceptarlo". Aunque le haya costado "algunas discusiones" con su padre, Lucía no duda en presumir del artista en sus rede sociales demostrando la magnífica relación que mantienen a pesar de que Vives protagonizase un divorcio polémico con Herlinda Gómez después de que ésta demostrase la infidelidad de su exmarido.

Estudiante de filosofía, pasión que heredó de su padre, en la Universidad de Loyola en Nueva Orleans, la hija de Carlos Vives siempre ha demostrado un gran interés por el arte. Lucía asegura que le gusta escribir y la música: "Aprendí mucho de mis padres que ambos son artistas. De mi papá a la música y a mi madre de la fotografía y el modelaje".