En vísperas de que empiece el mundial Gisele Bündchen está ejerciendo de imagen de su país natal. La hemos visto protagonizando la portada de Vogue junto a Neymar y ahora la top posa sola y de una forma tan sexy que solo puede hacerlo ella. Y es que después de ser madre de dos hijos, Gisele sigue teniendo una figura que parece de otro planeta.

Dentro de una piscina, completamente desnuda y sobre una colchoneta la actriz protagoniza la portada de la revista erótica Lui en su número de junio, un especial Brasil.

A lo largo de las 12 páginas, la modelo se ha mostrado como Dios la trajo al mundo ante el objetivo de Mert Alas y Marcus Piggott, una sesión de fotos que hace que la temperatura suba de forma desorbitada.