Devin Goda natural de Pensilvania pero ocn residencia en Nueva York, no sólo tiene un cuerpo que quita el habla, sino que también tiene una mirada muy sexy y penetrante, pero lo que más llama la atención es el color de su piel, es de color morena con un brillo muy especial que le convierten en un auténtico dios del paraíso.

La carrera de este moreno como modelo no tiene demasiada trayectoria, pero promete. Aunque Devin es jugador de fútbol profesional de los Baltimore Ravens, a sus 26 años está intentándolo en el mundo del modelaje, y seguro que también tiene un buen futuro.

Le encanta usar las redes sociales, sólo en Instagram tiene 17.000 seguidores... ¡Y no es de extrañar! Ese torso tan definido, esos brazos tan potentes y esos ojos de gacela son el detonante para hacernos subir todavía unos grados más las temperatura, por si no tuviéramos el suficiente calor...