Si hace días Irene Junquera dejaba atónitos a sus followers publicando un espectacular topless sobre la cubierta de un barco durante unas envidiables vacaciones, este miércoles la presentadora de televisión ha vuelto a generar una auténtica revolución en redes sociales.

Tras regresar de practicar un poco de running, la presentadora se metía en la ducha para refrescarse y allí ocurrió lo que nadie esperaba. Junquera compartía un vídeo a través de su Instagram Stories desde dentro de la ducha donde desde un reflejo se podía observar su cuerpo desnudo.

Un descuido por parte de la presentadora que ha generado un sinfín de comentarios en redes.

Tras darse cuenta de lo que había compartido, Junquera ha tardado muy poco en borrar la publicación. Un fallo lo tiene cualquiera…