Nacido en Holanda, Coen Koch viene dispuesto a alegraros a aquellos que ya no estáis de vacaciones. Su musculado cuerpo unido a sus varoniles rasgos dulcificados con su pelo rubio y ojos azules lo convierten en el elegido para convertirse en uno de los próximos top models.

Su potencial ya tiene dueña. Pero tranquilos, no es de carne y hueso, es la agencia de modelos Next Models. Todavía no ha fichado por ninguna gran marca pero ya se ha dejado ver por algunos editoriales de moda como para la revista Oh Magazine, además de protagonizar algunas sesiones de fotos para marcas de su país natal.

Además, juega el waterpolo y es entrenador personal aunque vemos difícil que puedan alcanzar su buena genética. Lo cierto es que su torneado cuerpo hace que nos guste de todas las posturas posibles y que no le encontremos ningún defecto. ¿Cómo mejor está? En ropa interior sin duda. ¿A qué esperan los de Calvin Klein para llamarlo?