Esta semana tenemos un nuevo descubrimiento, un rubio que nos ha conquistado nada más verlo: Dan Murphy. ¡Qué cara, qué ojos y sobre todo qué cuerpo!

Aunque parezca que nació para compartir su cuerpo con el resto de los mortales, Dan no iba para modelo. Después de una corta carrera de hockey en Canadá, este rubiales decidió escaparse a Miami y estudiar Administración de Empresas. Allí, viendo el portento de hombre que es, sus compañeros le animaron a probar suerte en agencias de modelos y, no te lo creerás, pero fue rechazado en casi todas.

Por suerte hubo un agente con buen ojo y empezó su carrera como modelo. Nada más estrenarse sobre la pasarela ya estaba recorriendo todos los rincones del mundo, y es que Dan ha desfilado y posado para las mejores marcas y diseñadores: Calvin Kelin, Abercrombie & Fitch, Armani, Hugo Boss o Ralph Lauren

Pero seguramente lo que te apetezca es verle bastante ligerito de ropa como en la galería. Así posó en una de sus últimas sesiones para el fotógrafo Scott Teitler con un minúsculo bañador blanco. ¡Madre mía!