Ya se está acabando el verano y todos pensábamos que llegaría el fresquito hasta que Cristina Pedroche ha publicado en su cuenta personal de Instagram una imagen de espaldas, en la que aparece como Dios la trajo al mundo dentro de una bañera.

La vallecana, que se confiesa "enamorada de Singapur", ha estado en la ciudad asiática durante unos días para disfrutar de la cultura y por compromisos laborales, junto a su marido David Muñoz.

Además de su foto en la bañera, las fotos que ha compartido con todos sus seguidores en la cama tampoco han pasado desapercibidas por nadie. La colaboradora de Zapeando está alargando el mes de agosto subiendo las temperaturas de una manera vertiginosa. Y es que la Pedroche está como un queso.