En numerosas ocasiones tienen lugar debates en la red generados por una imagen o un vídeo que es interpretado de forma diferente por cada uno. Uno de los últimos casos es el de la modelo que ha posado en la playa con un sexy diseño dorado que ha despertado la duda de si se trata de un bikini real o solamente es pintura corporal.

En las imágenes, la maniquí deja poco a la imaginación tapando lo justo y necesario con pequeñas piezas doradas irregulares que no se sabe si constituyen una prenda o es obra de la pintura. Las fotos y vídeos han sido publicadas por Joel Alvarez, el creador de Black Tape Project. El artista define su arte en su cuenta de Instagram como: "Arte de cinta y moda alternativa" por lo que podríamos dar por hecho que se trata de un diseño realizado con pequeñas pegatinas y no de una prenda pero el debate continúa en las redes.