Victoria Federica por fin ha celebrado su puesta de largo, y durante tan esperadísimo evento, han tenido lugar grandes momentos. Por ejemplo, el reencuentro de sus padres, la infanta Elena y Jaime de Marichalar, los cuales no han dudado en unirse para celebrar esta ocasión tan especial.

El que tampoco quiso perderse la fiesta fue Gonzalo Caballero, con el que se la lleva relacionando desde hace meses. Recordemos que la última vez que se les vio juntos en público fue durante el Mutua Madrid Open, donde se deshicieron en muestras de cariño.

Por otra parte, Victoria Federica también contó con el apoyo de su abuela, doña Sofía, que estaba muy feliz por poder compartir este día tan importante junto a su nieta; de su hermano, Felipe Froilán, que vino acompañado por su novia, y también de su primo, Juan Urdangarín, hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín.

Entre las grandes ausencias de la noche contamos a los reyes, Felipe y Letizia, y a don Juan Carlos, que acaba de anunciar su retirada de la vida pública.

En cuanto a su look, la joven ya ha hecho gala en más de una ocasión de su gran sentido del estilo, y en esta ocasión derrochó elegancia con un vestido rojo de Lorenzo Caprile.