Ya falta poco para la boda del príncipe Harry y su prometida Meghan Markle, lo que será la boda del año y está causando muchísima expectación. Desde que se anunció su compromiso, estamos a la espera de conocer todos los detalles relativos a tan importante evento y es especial en lo relativo al vestido.

La Casa Real británica todavía no se ha pronunciado al respecto y todo lo que sabemos sobre el enlace es gracias a filtraciones a la prensa por parte de fuentes cercanas a los novios aunque no hay nada confirmado. Sin embargo, el pueblo británico parece tener muy claro quién tendrá el honor de diseñar el vestido de la futura novia.

Según las casa de apuestas británicas, la firma elegida es Alexander McQueen en quien ya confió la Duquesa de Cambridge para diseñar su vestido de novia. De hecho, la firma capitaneada por Sarah Burton ha sido tan votada que las casas de apuestas se han visto obligadas a vetarla.

"Creemos que alguien podría haber filtrado que Meghan Markle confía en la firma para su vestido de novia. Eso o, de repente, hay demasiados expertos en moda nupcial en Reino Unido", ha explicado Bookmakers.

Aunque hay otros muchos candidatos en las apuestas como [[LINK:EXTERNO|||http://www.antena3.com/celebrities/famosos-moda/canale-rosa-cuarzo-vestidos-retro-protagonistas-mejores-looks-semana_20160708578e078a4beb2898948d5cca.html|||Ralph & Russo]], quien diseñó el estilismo de Meghan para sus primeros retratos con el Príncipe; Erdem Moralıoğlu; Giles Deacon, quien diseñó el vestido de novia de Pippa Middleton; e incluso Victoria Beckham, la afamada diseñadora quien está en la exclusiva lista de invitados.

Lo único que se sabe a ciencia cierta es que el Palacio de Kensington se puso en contacto con la diseñadora israelí Inbal Dror para que les enviase sus primeros bocetos. De momento habrá que esperar para conocer más detalles de la boda que tendrá lugar en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor en próximo 19 de mayo.