El príncipe Guillermo y Kate Middleton están disfrutando de unas vacaciones en la temporada de verano de lo más envidiables. Lo más apetecible de estos viajes es que no han tenido que pagar por el alojamiento, pues han aprovechado la gran cantidad de amigos que tienen para poder viajar de forma casi gratuita.

Algunos de los destinos que ha elegido la pareja son: Suiza, Barbados y la isla de Mustique, bañada por el Mar Caribe. El Daily Mail ha criticado a los duques de Cambridge por aprovecharse de su estatus para ahorrarse unas cuantas libras, teniendo en cuenta que poseen una fortuna estimada en 20 millones.

"Ellos tienen dos grandes casas que pertenecen a su propia familia. Sin embargo, parece que el duque y la duquesa de Cambridge consideran que no hay nada mejor que alojarse en la casa de otra persona. Y, preferentemente, de forma gratuita", decía el diario inglés en su publicación.

Durante sus vacaciones en el sur de Francia los Duques disfrutaron de 10 días de alojamiento en un castillo del siglo XVI, gracias a la invitación del poderoso Michael Green. En la isla caribeña estuvieron en el Villa Hibiscus, que se suele alquilar por 20.000 libras, propiedad de unos amigos de la familia, Kate John y Belle Robinson.