Celebrities » Sangre Azul

HA FALLECIDO A LOS 99 AÑOS

Todo lo que no sabías sobre el duque de Edimburgo

Felipe de Edimburgo ha fallecido hace unas horas y a pesar de su popularidad, seguro que hay algunas curiosidades y anécdotas sobre él que no sabías hasta ahora.

Vídeo: Gtres

Publicidad

Felipe de Edimburgo, el que era esposo de la reina Isabel II, fallecía a sus 99 años de edad, tal y como anunció el Buckingham Palace. Sin embargo, su personalidad, sus curiosidades y sus anécdotas quedarán para siempre en la memoria de todos ya que el Duque, ha dado mucho de que hablar desde 1952, año en el que su mujer ascendió al trono.

Para empezar, nació en la isla griega de Corfú y concretamente en la misma villa en la que veraneaba la reina Sofía, aunque sin embargo, estuvo poco tiempo ahí ya que tras ser bautizado dejó el país junto a su familia. Además, su madre sufría problemas mentales lo que le hizo tener una infancia en la que tuvo que lidiar con la enfermedad de su progenitora, quien también era sorda.

Por otra parte, otros hechos que marcaron profundamente su vida fueron sus renuncias por amor: se cambió de la religión ortodoxa a la que pertenecía al anglicanismo, dejó su carrera militar en la Marina y además, para poder casarse con su majestad, se vio obligado a renunciar a sus derechos dinásticos, es decir, a su título de príncipe de Grecia y Dinamarca. Pero la reina recompensó esto otorgándole el título de Duque de Edimburgo así como también le permitió dar su apellido a sus hijos que no tuvieran títulos reales y de esta forma no ser el único hombre del país condenado a no poder dar sus apellidos, algo por lo que él siempre se había lamentado.

Asimismo, tenía cuatro hermanos mayores, las cuales todas ellas contrajeron matrimonio con príncipes y mandatarios alemanes afines al régimen nazi. Sin embargo, su hermana favorita, Cecile, falleció en los años 30 en un terrible accidente de avión en el que también murió parte de la familia de esta: su marido, su suegra y dos de sus hijos.

Pero volviendo a su relación con Isabel II, es necesario resaltar que ambos eran primos terceros, por lo que compartían la misma tatarabuela, algo que también une a don Juan Carlos y a doña Sofía. Pero esto no les supuso ningún inconveniente a la hora de casarse en una boda en la que, por cierto, la espada que cortó la tarta nupcial era del propio duque.

Otro dato importante de su matrimonio es que este le pidió a la reina llevar a su hijo Carlos al mismo internado escocés en el que él estudió, aunque finalmente, no se adaptó bien y el príncipe de Gales acabó comparando su experiencia allí como la de una cárcel.

Por último, se sabe que Felipe ha sido el consorte más longevo de la historia y que además, ha tenido tiempo para escribir 14 libros y para presidir más de 800 organizaciones benéficas.

Seguro que te interesa...

Muere el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, a los 99 años

Publicidad