El enlace del príncipe Harry y Meghan Markle que tendrá lugar el próximo 19 de mayo en Londres va a ser sin lugar a duda la boda del año. Desde que se anunció el compromiso el pueblo inglés está entusiasmado con la noticia pues va a beneficiar a la economía del país entre alojamientos, restaurantes o cadenas de televisión.

Algo muy típico en estos casos es sacar miles de souvenirs sobre el enlace desde tazas, imanes, camisetas, gorras y todo aquello que se te pueda ocurrir. Pero, entre todas las creaciones que están saliendo al respecto una de las que más ha llamado la atención son los muñecos de los protagonistas vestidos de novios.

La encargada de realizar estas figuras ha sido una mujer residente en New Jersey llamada Shirley Corsey, quien parece ser no se ha fijado mucho en el aspecto físico de Meghan Markle o el príncipe Harry porque el resultado es terrible.

Los muñecos no se parecen en absolutamente nada al príncipe y la actriz. Harry no es pelirrojo, no tiene barba, ni los ojos claros, lo único que lleva es el uniforme de gala del Ejército británico en tonos blancos y es muy improbable que sea este el traje que lleve en la boda. Por su parte seguramente lo único que se parezca la doble en miniatura a Meghan será en el color del vestido, blanco, que lleve en el enlace.

El precio de estos juguetes es de nada más y nada menos que de 147,95 euros y su creadora decía al respecto: "Ha sido una divertida forma de festejar la boda del año. Espero que los muñecos sean muy queridos por los coleccionistas y amantes de la historia".

Los muñecos de boda del príncipe Harry y Meghan Markle | Redes sociales