Parece que el anuncio de su próxima paternidad ha hecho que Meghan Markle y el príncipe Harry se muestren más relajados que nunca ante los medios.

Durante su visita a Dubbo, en Nueva Gales del Sur, los Duques de Sussex protagonizaron un momento de lo más divertido junto a Ruth Sandow, del Royal Flying Doctor's Service mientras le mostraba cómo funciona el servicio de ambulancias aéreas.

Meghan Markle y el príncipe Harry | Gtres

El príncipe Harry protagonizó un momento, entre extraño y divertido, con el que Meghan no pudo contener la risa.