La reina Sofía suele viajar a Grecia para ver su hermano Constantino, ya residente en el país tras abandonar el exilio en Londres. En esta ocasión ha estado acompañada por su hermana Irene, con la que ha disfrutado de Creta donde han celebrado el 40 aniversario de la Universidad en el Museo Arqueológico de Heraclión.

Allí pudo disfrutar de una de sus grandes aficiones, la arqueología, además de pasarlo en grande sumándose a bailar la danza típica cretense, el pentozali, tal y como recoge una de las asistentes a la cena de clausura, en un vídeo.