Celebrities » Sangre Azul

Contra todo pronóstico, la Reina sorprendió para bien con el color de su vestimenta

La Reina Letizia ha vestido de blanco en los momentos más importantes de su vida

La proclamación del Rey Felipe VI tuvo como protagonista principal al hasta entonces Príncipe de Asturias, aunque las miradas también se centraron en su elegantísima esposa, Letizia. La nueva Reina de España dio un ejemplo de saber estar y rectitud propias del cargo al que pertenece, y además supo acertar totalmente con el estilismo para la ocasión. Aunque la mayoría pensaba que el rojo o el azul serían los colores de su vestimenta, la reina optó por el color que le ha acompañado en los momentos más importantes de su vida: el blanco.

Publicidad

Letizia Ortíz volvió a confiar en el color blanco para su look, un color con el que muy pocos habían pensado que la hasta entonces Princesa se decantaría. Sin embargo, si repasamos los momentos más importantes en la vida de Felipe de Borbón y su esposa, observamos que la Reina siempre ha vestido de este color: desde su presentación como prometida del Príncipe hasta la proclamación de su marido como Rey de España.

En la primera aparición pública de Letizia como pareja oficial de Felipe de Borbón, la periodista escogió una americana blanca muy sencilla y pantalón negro ancho, un look simple y cómodo para un evento en el que sabía que sería el centro de atención, pues la noticia supuso un acontecimiento social de gran importancia. Varios días después, Don Felipe y Doña Letizia anunciaban su compromiso, momento en el que la presentadora repitió color. Esta vez, vestida con un traje de chaqueta y pantalón blancos, la periodista deslumbró con su elegancia en uno de los outfits que mejor representa la personalidad de la Reina.

Otro de los momentos más importantes de su vida y el que cambió por completo el futuro de la periodista fue el día de su boda. El blanco fue sin lugar a dudas el color con el que lució el precioso vestido de manga francesa y escote chimenea, un diseño muy favorecedor.

En los bautizos de la Princesa de Asturias Leonor y la Infanta Sofía, Letizia volvió a vestir de blanco, aunque la sofisticación de los trajes era mayor que la de sus looks de los primeros años.

Aunque todas las apuestas se centraban en colores como el rojo o el azul, en la proclamación de Felipe VI, la Reina sabía que se trataba de un acontecimiento histórico y de enorme importancia, por lo que contra todo pronóstico nos volvió a sorprender con la elección tanto del conjunto como del color. Elegancia y clase son ya sin ninguna duda los adjetivos que van a acompañar a la Reina Letizia allá por donde vaya.

Publicidad