Celebrities » Sangre Azul

ES ABSTEMIA

El truco de la reina Letizia para evitar beber tras un brindis

La primera jornada de la visita de Estado de los reyes de España a Andorra se ha visto acompañado de numerosas ovaciones hacia ambos, pero sobre todo, hacia doña Letizia.

Publicidad

El rey Felipe y la reina Letizia se encuentran en Andorra, en lo que es su primera visita de Estado desde 2019, cuando viajaron a Cuba. Y es que lo cierto es que la pandemia ha limitado mucho los actos de la Familia Real que poco a poco están retomando, siempre siguiendo las medidas sanitarias vigentes, su normalidad. Es por ello por lo que han viajado al país vecino que, además, nunca había recibido a un monarca español de forma oficial.

Esta visita, que durará tres días, ya ha completado su primera jornada en la que los reyes han realizado numerosas actividades. Primero, fueron despedidos con honores en el aeropuerto de Madrid, como es habitual, y tras esto se subieron al avión que los llevaría a Lleida, donde cogieron un helicóptero como medio de transporte hasta el país anfitrión. Allí, fueron recibidos por los copríncipes del país el arzobispo de La Seu d'Urgell, Joan Enric Vives, y Patrick Strzoda, el representante del presidente francés, Emmanuel Macron, el otro jefe de Estado andorrano.

Después de hacerse la foto de familia y de recibir los protocolarios honores, comenzaron las actividades previstas para ese primer día: la visita de la reina a una reunión que trataba sobre la inclusión de personas con discapacidad en la educación, el encuentro del rey con el presidente del Gobierno de Andorra o la gran cena ofrecida en su honor que presidieron ellos mismos gracias a la cesión de los copríncipes.

Sin embargo, lo que más destacó es el cariño que ambos recibieron. Tanto don Felipe como doña Letizia estuvieron enormemente arropados por los andorranos quienes, guardando la distancia de seguridad, aplaudían y gritaban halagos a los reyes, los cuales se mostraron muy emocionados. Incluso Letizia saludó efusivamente después de escuchar un "viva la reina" que seguro le hizo mucha ilusión.

Además, la jornada terminó con una curiosa imagen. Y es que la reina no se quitó la mascarilla en ningún momento, ni siquiera cuando en la cena tuvo lugar el brindis, lo que ha sido muy aplaudido por muchos y criticados por otros, tal y como puedes ver aquí.

Seguro que te interesa...

El llamativo pelo de la reina Letizia que es igual al que se dejó doña Sofía a sus 80 años

Publicidad