La reina Letizia volvió a tirar de armario para rescatar uno de sus vestidos más míticos. Se celebraba una cena de gala en honor al presidente de Perú y su esposa, y la monarca se mostró regia en su elección.

Y es que tras ocho años volvió a ponerse el precioso vestido en gris lavanda firmado por Felipe Varela que en aquel momento le hizo lucir como una auténtica princesa de cuento durante la cena previa al enlace que la reina Isabel II ofreció el día de antes de la boda de su nieto, el príncipe Guillermo, con Kate Middleton.

En esta ocasión lo adornó, tal y como manda el protocolo, con una condecoración: la de la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos, cuya banda es morada, por lo que no le podía ir mejor con el vestido. Dejó todo el protagonismo al modelito, puesto que lució una corona más recatada, la tiara floral, y completó su looks con pendientes de diamantes en forma de flor y una de las pulseras gemelas, del lote de las joyas de pasar.

El vestido de Felipe Varela rescatado por Letizia | Gtres