El pasado 5 de enero la familia real celebró en la Zarzuela el 80 cumpleaños del rey emérito don Juan Carlos donde pudimos ver a gran parte de la familia junta de nuevo tras mucho tiempo.

En la imagen pudimos ver a la reina Letizia con un vestido que no había lucido anteriormente. Tras hacer un análisis de quién podría firmar el look, descubrimos que no pertenecía a ninguno de sus diseñadores de cabecera ni a ninguna de las marcas low cost que la monarca suele lucir.

Y es que el vestido tiene 34 años y pertenece al armario de doña Sofía. Por lo que la reina Letizia ha querido rendir de esta manera un pequeño homenaje a la madre del rey Felipe VI luciendo por primera vez uno de sus vestidos.

El diseño en cuestión se trata de un vestido midi de manga larga con fondo gris y estampado de rayas que termina con un lazo en el cuello. La reina emérita lo llevó por primera vez durante una visita al centro de rehabilitación médico-psicopedagógico Dionisia Plaza situado en la localidad madrileña de Aravaca en noviembre de 1984. Entonces la aristócrata escogió un collar largo y zapatos bajos para combinarlos. Mientras que doña Letizia le ha dado un toque más moderno al llevarlo con sus famosos botas rojas altas de Magrit.

A modo de anécdota en esa época doña Sofía tenía 46 años justo, la edad que cumplirá doña Letizia el próximo mes de septiembre.