Después de un caluroso recibimiento en Oviedo, la reina Letizia y el rey Felipe VI se ponían sus mejores galas para acudir al concierto previo a los Premios Princesa de Asturias, y en esta ocasión lo hacían en solitario, sin la compañía de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Una ocasión muy especial donde la reina Letizia sorprendió con una arriesgada elección con la que acertó de lleno. Y es que por primera vez para un evento así, la Reina apostó por un conjunto dos piezas.

Un look compuesto por unos pantalones de traje negro que combinó con un impresionante corsé rosa palo con plumas con el que acaparó todas las miradas.

¿Un nuevo look para su lista de mejores estilismos?

Seguro que te interesa...

La parte del cuerpo que la reina Letizia prefiere ocultar