La reina Letizia sabe marcar tendencia con su estilo en cada ocasión que se le presenta, como bien acaba de demostrar durante el tradicional posado familiar en Marivent. Es por ello que cuando pensamos que ya no puede sorprendernos más, ella nos demuestra que por algo se ha convertido en todo un icono de la moda. Tal y como ha ocurrido durante la recepción de las autoridades baleares en el Palacio de La Almudaina, donde la monarca se ha decantado por un precioso vestido rojo sin mangas, cuerpo entallado y falsa evasé que no podía quedarle mejor.

Reina Letizia | Gtres

Un look que decidió acompañar con un bolso clutch de Carolina Herrera y unas sandalias de Jimmy Choo en plata. Sin embargo, hubo un detalle en el estilismo de la Reina que no le permitió brillar del todo, y fue la elección errónea de maquillaje. Los ojos, demasiado intensos con tonos oscuros, y el tono nude de los labios, no terminaron de funcionar. Además, era evidente el exceso de iluminador, que daba a su tez un aspecto demasiado claro.

Reina Letizia | Gtres

Seguro que te interesa...

La reina Letizia recupera de su armario su vestido más aclamado