Carolina Herrera se implanta en el armario de Doña Letizia. En su viaje a Nueva York junto a Felipe VI ha apostado por la diseñadora venezolana en los distintos eventos que ha tenido. Primero en su reunión, sin Felipe VI, con la directora general de la Organización Mundial de la Salud en la sede de Nueva York. La reina estrenaba un modelo, como informa la marca a LOC, a la caja en blanco con un estampado floral naranja y negro y silueta lápiz que realzaba su estilo. En su cita con la directora ejecutiva de la ONU Mujeres se decantó por la misma prenda, cuya versión en larga está valorada en cinco mil euros, combinándola con un bolso rojo de Loewe. En cuanto a las joyas, se decantó por la firma Coolook con unos pendientes de cuarzo y un ágata de color frambuesa.

Por la noche y junto al Rey, Doña Letizia eligió un modelo también de Carolina Herrera, como vemos en las imágenes de Vanitatis, para ir al Instituto Cervantes de Nueva York debido a las buenas críticas recibidas en sus dos anteriores eventos. En esta ocasión, el vestido era negro y blanco y con escote en 'uve'. Para el pelo, prefirió recogerlo en un favorecedor moño que mostraban los pendientes de brillantes negros.

Esta prenda no es la primera vez que se la hemos podido ver a la reina, en 2014 ya la llevó durante los premios de Periodismo Mariano Cava. En esta ocasión, la mujer de Felipe VI combinó el vestido con unos pendientes en color buganvilla y el pelo hacia atrás.