Nadie duda de la excelente labor que Kate Middleton desempeña dentro de la familia real inglesa. Si bien hace poco conseguía que el príncipe Guillermo se reconciliara con su hermano, el príncipe Harry, además hacía frente de manera imperturbable a los rumores de infidelidad que pesaban sobre su marido.

Es por ello que coincidiendo con una fecha muy señalada, su octavo aniversario de bodas, la duquesa de Cambridge ha sido premiada con la máxima consideración por parte de la reina Isabel II.

Se trata del título de Dama de la Gran Cruz de la Orden Victoriana, que la sitúa en un rango superior al de su cuñado, el príncipe Harry, cuyo título es el de Knight Commander.

Esta decisión de la reina podría deberse a que Harry poco a poco irá bajando en la lista de sucesión, y reafirma lo contenta que está la monarca con el trabajo y la entrega de su nieta política.