Celebrities » Sangre Azul

Ya ha debutado como DJ

El príncipe Nicolás de Dinamarca levanta pasiones convertido en todo un hipster y apasionado de la música

Ocupa el séptimo puesto en la sucesión al trono de Dinamarca, hijo de Joaquín de Dinamarca y de Alejandra de Frederiksborg, y a sus 17 años se postula como uno de los 'royals' más atractivo de Europa. El príncipe Nicolás de Dinamarca se ha convertido en una apuesto joven y se desmarca del estilo tradicional de las casas reales para seguir el propio de su edad, hipster y con pelo largo.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

El físico de Nicolás de Dinamarca denota que por sus venas corre sangre azul, aunque su aire bohemio y sus gustos musicales hacen ver que tiene 17 años. A pesar de su privilegiada cuna, el joven tuvo que sufrir con apenas cinco años la separación de sus padres, Joaquín de Dinamarca y Alejandra de Frederiksborg, y posteriormente la de su madre, casada en segunda nupcias con Martin Jørgensen.

Nicolás estudia en uno de los internados más exclusivos y a pesar de sus escasas declaraciones públicas, el príncipe afirmó sobre su colegio "es un lugar muy prestigioso, me gusta mucho estar aquí". Su refinada educación sumada a sus ojos verdes, alta estatura y cuerpo espigado hace que sea uno de los soberanos más atractivos de Europa para las adolescentes de su edad.

El conde de Monpezat es muy aficionado al deporte y suele practicar fútbol, rugby y atletismo, aunque su gran pasión es la música teniendo predilección por el Deep House: "Me relaja, lo puedo poner de fondo mientras charló con mis amigos". El joven debutó como Dj en el programa de radio público 'P4 Weekend' donde dan la oportunidad a futuras promesas.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Publicidad