El príncipe Harry y Meghan Markle ya tienen fecha y lugar para su boda. Este mismo lunes la pareja hacía oficial su compromiso, con un posado oficial y una entrevista en la que contaban los detalles de cómo y cuándo se habían conocido, además de las características que rodeaban el anillo de prometida de la actriz o lo bien que, según el pelirrojo, Meghan se llevaría con su madre, la princesa Diana.

Ahora desde Clarence House ya han dado a conocer dónde y cuándo se celebrará el enlace, del que sólo se sabía que tendría lugar durante la próxima primavera. Finalmente se sabe que será en mayo en el Castillo de Windsor.

Hasta entonces quedan muchos meses por delante para llevar todos los preparativos a cabo. Desde el principio se apostó por la catedral de San Pablo en Londres, donde se casaron Carlos y Diana; también por la Abadía de Westminster, donde se dieron el ‘sí, quiero’ Kate y Guillermo; o el Castillo de Windsor, donde fue bautizado Harry. Ha sido esta última opción la elegida.

Del mismo modo, se descartaba el mes de abril como la fecha para el gran día, ya que será entonces cuando Kate dé a luz a su tercer hijo, y el 21 de ese mes es cuando la reina Isabel cumplirá 92 años, una fecha que siempre se celebra por todo lo alto en el Reino Unido. De ahí que mayo sea la opción más correcta para la que sin duda será una de las bodas del año.