El príncipe Harry y Meghan Markle llevan meses intentado mantener su relación de la forma más discreta posible. Pero parece que por fin la pareja ha decidido dar un paso más en su relación y hacer su primera aparición pública.

Todo apunta a que los tortolitos podrían haber decidido que la ocasión perfecta es la celebración de los Juegos Invictus el próximo 23 de septiembre en Toronto (Canadá), según informan medios como el Daily Mail. Unos juegos que llevan celebrándose desde hace años con el objetivo de ayudar a los militares heridos y a sus familias. Sin duda, el evento perfecto para que Harry presente a la actriz publicamente como su futura esposa.

"Somos felices y estamos enamorados. Estuvimos saliendo de manera discreta durante seis meses antes de ser noticia y yo estuve trabajando todo el tiempo, lo único que ha cambiado es la percepción de la gente. No ha cambiado nada en mí. Soy la misma persona, mi relación no me define. Estoy segura de que llegará un momento en que tengamos que dar el paso y presentarnos…", aseguraba la actriz en una entrevista para Vanity Fair.