El príncipe Harry de Inglaterra, que se encontraba de viaje por el Caribe, realizó una parada en Barbados para asistir a un evento muy importante: se celebraban los 50 años de independencia de la isla. Allí conoció a Rihanna, que también asistió al evento, como era de esperar. Juntos, se sometieron a una prueba del VIH en público.

Se celebraba el Día Mundial Contra el Sida y ambos querían concienciar a la población de la importancia que tiene acudir a los centros de salud más cercanos para someterse a un control periódico de este tipo de enfermedades. Fue Harry quien se acercó a RiRi para presentarse, y ambos se mostraron encantados por haberse conocido.

El hijo de Diana de Gales convenció a la intérprete de 'Work' para que se sometiera a la prueba del sida. Era la segunda vez que él lo hacía en cinco meses y, según aseguran las fuentes, el Príncipe le dijo a la diva del pop que la prueba era dolorosa. "Usted ha hecho que pareciese que dolía, pero no es para tanto", le decía Rihanna bromeando.

Tras 20 o 25 minutos de espera, los resultados dieron negativo para ambos. El novio de Meghan Markle quiso pronunciar unas palabras en nombre de su abuela, la reina Isabel II: "Les enviamos nuestros mejores deseos al gobierno y al pueblo de Barbados. Nuestros países tienen una historia común, valores compartidos y un profundo afecto".

Rihanna y el príncipe Harry se someten a la prueba del VIH | Gtres