El príncipe Harry ya está junto a Meghan Markle y el pequeño Archie. Después de pronunciar el discurso con el que daba los motivos por el que había decidido retirarse de la Casa Real Británica junto a su familia, cogía un vuelo a Vancouver.

El príncipe Harry llegando al aeropuerto de Vancouver | Gtres

Desde allí se desplazaba a su ahora nuevo hogar escoltado por dos guardaespaldas. Harry solo portaba una bolsa deportiva a la bajada del avión. Según ha salido a la luz, su nueva residencia está valorada en 11 millones de euros.

Esa misma mañana Meghan fue fotografiada paseando a sus perros con su hijo en un portabebés paseando por el bosque que hay cerca de su nueva vivienda. Al parecer, ya llevarían allí instalados un tiempo, pero regresaron a Londres con el fin de finiquitar sus asuntos con la reina Isabel II y cerrar su casa de Frogmore Cottage cuya reforma, recordemos, costó más de dos millones de euros a las arcas inglesas, un dinero que, según expresó la reina madre en un comunicado, la pareja va a devolver.

El príncipe Harry, sonriente justo antes de reunirse con Meghan y Archie | Gtres

Seguro que te interesa...

El príncipe Harry rompe su silencio: "Quiero que escuchen mi verdad"