Recientemente, el príncipe Harry aterrizaba en Londres procedente de Canadá, donde marchó el pasado 10 de enero para reunirse con su esposa, Meghan Markle, y su hijo, Archie Harrison.

Un regreso muy esperado después de toda la polémica que ha generado su salida de la Familia Real británica y tras el firme comunicado de la reina Isabel II donde expresaba las últimas condiciones que deben acatar los duques de Sussex, tal y como habrá que referirse a ellos, para oficializar el 'Megxit'.

Y si todos estábamos esperando que el hijo menor de la princesa de Gales regresase con una sonrisa galante a su hogar, quizá nos equivocábamos….

Con gesto serio y cubriéndose con una gorra Harry quiso pasar inadvertido ante los fotógrafos que estaban en la estación de tren que le llevaría a Escocia, donde tenía programada una conferencia para un nuevo proyecto de turismo sostenible. Pero como era de prever, el Duque comenzó a quejarse, con una notable cara de enfado, de la oleada de flashes …

El príncipe Harry | Gtres

El príncipe Harry | Gtres

Y es que recordemos que su relación con los medios, durante este largo proceso de salida de la monarquía, se ha ido tornado complicada en los últimos tiempos, hasta el punto de que Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron tomar medidas legales con los paparazzis asentados en la puerta de su residencia de Canadá, algo que el matrimonio catalogó como "inaceptable".

Seguro que te interesa...

El gesto del príncipe Harry hacia Meghan Markle que va en contra del protocolo real británico