Aunque el príncipe Guillermo ya había revelado al mundo, durante la presentación de su hijo a la salida del hospital, que era muy guapo ?porque gracias a Dios se parece más a su madre? y que le gustaba ?mucho moverse?. Ahora ha concedido la primera entrevista a la CNN tras convertirse en papá.

Ante todo, el Duque de Cambridge ha querido destacar que es un papá normal y entre risas ha confesado: ?Es un poco diablillo, me recuerda a mi hermano o a mí cuando éramos más jóvenes?. A lo que ha añadido: ?Las últimas semanas han sido para mí una experiencia emocional muy diferente, algo que nunca pensaré que sentiría. En un período corto de tiempo hay muchas cosas que ahora me afectan de manera diferente?, asegura.

Los jardines de Kensington Palace han sido el lugar escogido para que Guillermo hable sobre su recién estrenada paternidad. El segundo en la línea sucesoria de la corona inglesa ha tenido también palabras de auténtica adoración por su mujer. ?Catalina es quien se ha ocupado más del crío por las noches y está haciendo un trabajo fantástico?. Y es que el principito es un niño inquieto: ?Se menea bastante, no quiere dormir mucho, lo que es un problema?.

Así, entre risas ha dicho: ?Como muchos padres pueden saber, en realidad estoy deseando volver a trabajar para dormir un poco. Espero que en los primeros turnos cuando vuelva, no tenga trabajo nocturno?. Menos suerte ha tenido con lo que al cambio de pañales se refiere: ?Hice mi primer cambio de pañal, no pude escapar. Tenía a todas las matronas mirándome y diciendo: ?Hazlo, hazlo?.