Aunque tan solo han pasado cinco días desde que se anunció su compromiso con el príncipe Harry, este viernes Meghan Markle se ha estrenado en su primer acto oficial.

La actriz se ha dado un baño de masas en su primer acto público como prometida del príncipe en Nottingham, en la región de East Midlands, a unos 200 kilómetros de Londres.

Un acto donde Meghan se ha mostrado de lo más simpática, sonriente y cercana con la gente que se agolpaba para ver lo más cerca posible al nuevo miembro de la Familia Real británica.

Meghan Markle | Gtres

Para su estreno, Meghan ha elegido un clásico abrigo de corte navy azul marino de la firma Mackage que ha combinado con un maxibolso de asa corta de la firma británica Strathberry. Debajo del abrigo Meghan llevaba una falda de color camel de Joseph y un jersey de cuello vuelto negro de Wolford. Un look valorado en unos 2.200 euros y con el que, una vez más, ha sido fiel a su estilo.