La polémica está servida en Holanda desde que hace unos días saliera a la luz el sueldo que cobrará la princesa Amalia, la primogénita de Guillermo Alejandro y Máxima, cuando cumpla 18 años.

Y es que el primer ministro holandés, Mark Rutte, compareció para desglosar presupuestos y recordó que en el año 2021, cuando la princesa alcance la mayoría de edad, recibirá 1,5 millones de euros anuales, de los cuales 250.000 formarán parte de su sueldo, y el restante será para cubrir gastos de seguridad, servicios y desplazamiento.

Muchos han sido los partidos políticos que se han mostrado en desacuerdo con esta cifra, aunque Rutte ha tenido que recordarles que este tema ya se trató en 2008, cuando Guillermo todavía era heredero, y los miembros del Gobierno lo aceptaron.

Pero tras pasar por una crisis económica y viendo cómo está la situación actual, la mayoría piensan que es un exceso. De hecho, algunos ya han comentado: “Todavía tenemos cinco años antes de que la princesa cumpla 18 años, es necesario echarle otro vistazo al tema de los 1,5 millones ya que es mucho dinero”.