Victoria Federica celebró este fin de semana su espectacular puesta de largo en la finca El Plantío, donde unos 300 invitados disfrutaron de un maravilloso evento en el que Juan Magán fue el encargado de poner la música.

La hija de la infanta Elena se vio agasajada por miles de regalos, entre ellos un cerdo vietnamita con el que Victoria posó mientras lo cubría con una bandera de España.

Rápidamente las críticas se cebaron con la joven, ya que desde el pasado mes de marzo el Gobierno prohibió la posesión y el comercio del cerdo vietnamita, ya que es considerado una especie invasora que pone en peligro la biodiversidad autóctona.

Fueron miles los usuarios que no dudaron en criticar este regalo, pese a ello Victoria disfrutó de una noche inolvidable a la que no faltaron familiares y amigos, además del torero Gonzalo Caballero, con el que parece mantener una relación más allá de la amistad.

Seguro que te interesa...

Así fue la fiesta de puesta de largo de Victoria Federica