Celebrities » Sangre Azul

LA FOTO ES DE HACE 10 AÑOS

El Palacio de Buckingham muestra la imagen más tierna del príncipe Enrique en África

Diez años han tenido que pasar para enterarnos de una de las historias más dulces y tiernas del príncipe Enrique de Inglaterra. El joven lleva muchos años viajando a África con diversas labores solidarias. En una de estas actividades el príncipe conoció cuando él tenía 20 años a Motsu Potsane, de cuatro años, en el hogar para niños Mants’ase, cerca de Mohale’s Hoel, a las afueras de Maseru, en el país sudafricano de Lesotho. En ese momento les hicieron una fotografía muy tierna donde se les ve a ambos cogidos de la mano. Ahora, el Palacio de Buckingham ha publicado en Instagram la misma imagen mucho tiempo después.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Hace diez años el príncipe Enrique inició una relación de amistad que dura hasta la realidad y es una historia muy bonita y tierna. El joven lleva muchos años desarrollando grandes labores humanitarias en África y en una de ellas, concretamente en una zona cerca de Sudáfrica conoció en el hogar para niños Mants’ase a un niño de cuatro años llamado Motsu Potsane con el que ha creado una bonita amistad.

La noticia se ha conocido a través de una fotografía que el Palacio de Buckingham ha publicado en su cuenta oficial de Instagram comparando una imagen que sucedió cuando los dos se conocieron y otra que acaba de suceder. En la fotografía vemos al príncipe Enrique con 20 años cogido de la mano de Motsu Potsane comparándola con otra igual pero diez años después. Sin duda, una instantánea tremendamente emotiva.

Y es que ambos han mantenido la relación a lo largo de los años y a pesar de la distancia. Muchas han sido las ocasiones en las que se han enviado cartas contándose cómo les iba todo y cuando el príncipe Enrique de viaje por la zona donde vivía Motsu Potsane siempre intentaba ir a verlo.

Una de estas misivas de Motsu a Enrique decía: "Querido Príncipe Harry, he estado bien desde la última vez que nos vimos y he estado pensando en ti. Espero que recuerdes cuando estuvimos juntos plantando melocotoneros y sé que te alegras de que todavía te escriba cartas. Me siento feliz cuando sueño contigo o te recuerdo porque has estado conmigo desde mi infancia y me regalaste estas botas de goma azul", expresaba el joven de manera afectiva.

Publicidad