Meghan Markle debe estar aguantándose las ganas de contestar y pararle los pies a su padre, Thomas Markle. El que fuera técnico de iluminación en la industria hollywoodense ha vuelto a agredir a su hija en unas declaraciones que ha hecho para el portal TMZ.

Hace unos días el padre de Meghan hablaba con The Sun On Sunday para decir que veía a Meghan aterrorizada con su nueva vida… En esa misma entrevista amenazaba con volver a hablar a los medios y poco le ha durado la amenaza. En las nuevas declaraciones que ha hecho el padre de la duquesa de Sussex ha querido dejar claras cuáles son sus intenciones, no admite el silencio de su hija ni el de la familia de Isabel II. "Aparentemente la entrevista ha puesto a la Familia Real en silencio, por eso he dado otra entrevista para romper ese silencio.Todo lo que tienen que hacer es hablarme", ha dicho Thomas Markle. Por lo visto, el padre de la mujer del príncipe Harry no va a aceptar tan fácil que no se le tenga en cuenta por parte de la familia real británica y no va a dejar de insistir hasta que le hagan algo de caso.

Pero la cosa no ha quedado ahí y si Meghan creía que solo iba a tener que lidiar con los apuros que le hace pasar su padre, su medio hermana Samantha Grant ha querido sumarse a las negativas declaraciones de Thomas Markle y aprovechando que el príncipe Harry y su esposa han acudido al homenaje a Nelson Mandela para acusar a Meghan de ser una persona fría. "Me alegro de que tengas tiempo para dar tributo a otros mientras ignoras a tu padre. ¿Cómo de fría puedes ser y mirarte en el espejo? ¿Harry? Supongo que estaba en lo cierto", ha escrito la otra hija de Mr.Markle vía Twitter, para después añadir un tuit en el que ha dejado claro que si su padre muriese culpabilizará a Meghan: "Actúa como alguien humanitario, actúa como una mujer. Si nuestro padre muere, te haré responsable Meg". La familia Markle no parece aceptar que Meghan haya querido dejarlos a un lado en la nueva vida que ha emprendido de la mano del príncipe Harry y parece que el ataque hacia ella no ha hecho más que empezar.