La Familia Real británica está siempre en el punto de mira y está claro que sus miembros siempre marcan tendencia, aunque no quieran. Pero la que ha despuntado en cuanto a marcar tendencia se refiere ha sido Meghan Markle. Y es que, a pesar de que todavía no pertenece a la Familia Real, su nariz es una de las peticiones más frecuentes en las clínicas de cirugía estética.

Así lo afirma el Dr. Stephen T. Greenberg, un famoso cirujano plástico de Nueva York. "Hace unos seis meses comenzaron a llegar pacientes pidiendo la nariz de Meghan Markle", dice el doctor quien asegura que desde que la relación entre la actriz y el Príncipe Harry se ha hecho más seria, no para de crecer la atención sobre la actriz.

Además, parce que Meghan le ha quitado el puesto a las Kardashian en cuanto a peticiones en cirugías plásticas. Y es que la nariz de la actriz triunfa por su apariencia refinada pero natural, ya que no es perfecta según los estándares de belleza pero esa imperfección le aporta mucho carácter a su rostro.

Pero el doctor Stephen explica que no siempre es posible cumplir los deseos de sus pacientes. "Mi experiencia siempre ha sido la misma. No siempre se puede partir de la nariz de un paciente y gracias a la cirugía mágicamente producir la de Meghan Markle. Mi objetivo es determinar qué no les gusta de su actual apariencia y qué les gusta de la foto que trajeron y luego tener una conversación honesta sobre cuáles son las limitantes, si las hay, para llegar al resultado deseado. Modificaré la apariencia cosmética de un paciente para resolver sus preocupaciones estéticas y ayudarlos a alcanzar su mejor versión".

Aunque el compromiso entre Meghan y el príncipe Harry aún no se ha hecho oficial, lo cierto es que su relación dio un paso adelante cuando la actriz dejó la serie en la que trabajaba y se instaló en Londres.