Antes de que Meghan Markle entrara en la realeza británica, la americana se dedicaba al mundo del cine en la ciudad Los Ángeles. Y desde que se convirtió en duquesa de Sussex ha dejado ese estilo de vida atrás, y con ello su casa situada en Hancock Drive, una zona privilegiada de la ciudad californiana donde tenía como vecinos a celebridades como Milla Jovovich o Antonio Banderas.

Una casa que Meghan ha puesto recientemente a la venta, está valorizada alrededor de los 1,6 millones de euros y cuenta con un amplio espacio de más de 200 metros cuadrados repartidos en dos plantas. Una mansión de lo más moderna y colonial con cuatro habitaciones, tres baños, un salón con chimenea, un amplio comedor y un patio con una decoración muy californiana, y aunque la vivienda no cuenta con piscina, otro punto a favor es su gran localización, y es que la cercanía al centro de Hollywood hacen de esta casa un lugar perfecto. Y claro, lo que la hace más excepcional es su antigua inquilina.

Meghan vivió en esta mansión junto a Trevor Engelson, su ex marido con el que estuvo casada desde 2011 hasta 2013, y se desconoce quién es el propietario de la casa. Aunque se puede intuir que no será difícil vender la vivienda.

Según la prensa internacional, Meghan y su marido, el príncipe Harry tienen planteado comprar otra casa en Los Ángeles, y es que la ex actriz no quiere perder sus raíces ni tampoco separarse de su madre, Doria, la cual sigue residiendo en la ciudad californiana. Los duques de Sussex están organizando un viaje oficial a Estados Unidos donde aprovecharan para vender la antigua casa de Markle y buscar una nueva posible residencia.

Además, una fuente cercana ha comunicado a The Sun lo mucho que le gusta a la duquesa su tierra natal: "Por supuesto que Meghan quiere tener una casa en Los Ángeles. Le encanta la ciudad, el clima y el estilo de vida de allí, y en el fondo, es una chica de California", y ha añadido: "Hollywood está en su ADN y creo que siempre ha querido mantener allí una base sólida".

Seguro que te interesa...

La polémica dieta que Meghan Markle quiere que siga su hijo Archie vuelve a enfrentarla con la reina Isabel