Aunque queda muy poco para que Meghan Markle y el príncipe Harry se conviertan en padres de su primer hijo, de momento se desconoce cuándo sale de cuentas exactamente Meghan o cuál es el sexo del bebé que esperan?

Pero parece que eso podría haberse solucionado, y todo gracias a una amiga de la Duquesa de Sussex, concretamente a la diseñadora Misha Nonoo.

Y es tal y como recoge este medio, la diseñadora fue vista comprando en la Gran Manzana ropa de niña antes de que Meghan celebrase su famosa baby shower en Nueva York.

Un detalle que ha disparado todo tipo de especulaciones llegándose a afirmar que esto demuestra que el bebé que esperan Harry y Meghan podría ser una niña.