Desde que el príncipe Harry emitiera un comunicado en el que denunciaba el acoso que estaba sufriendo su novia, Meghan Markle, y lo incapacitado que se había visto para protegerla, los ojos de todo el mundo están puestos en esta relación. Es que es muy inusual que un comunicado oficial de una casa real se reconozca una relación, al no ser que se trata del anuncio de un compromiso.

Pero se ve que lo de estos dos va en serio, tanto como que la protagonista de la serie ‘Suits’ abandonó el rodaje durante un par de días para viajar a Londres y estar al lado de su chico, de hecho se alojó en el Palacio de Kensington. Eso sí, el pelirrojo no ha abandonado su agenda y ha estado cumpliendo con sus compromisos, mientras que la intérprete se relajaba en ‘casa’.

Ahora ella ha vuelto a Canadá para seguir trabajando, tan breve ha sido la visita que Meghan no ha tenido la oportunidad de conocer a Isabel II o al príncipe Carlos. Y es que visto lo visto Harry y Meghan están dispuestos a todo con tal de salvar las distancias, y es que él viajó a Toronto en Halloween para estar junto a su novia.