Meghan Markle y el príncipe Harry ya han hecho oficial su compromiso y, como futuro matrimonio real, ya tienen su propia residencia. Se trata de una pequeña casita rural en los jardines del Palacio Kensington, llamada 'La Casita de Nottingham', Nottingham Cottage en inglés. La pareja disfrutará de su compromiso en la que fue la casa de soltero del príncipe Harry hace más de cuatro años, antes de que se convirtiese en la primera casa del príncipe William y Kate Middleton.

Nottingham Cottage es la residencia perfecta para unos recién casados, ya que cuenta con dos espectaculares dormitorios, un par de habitaciones de recepción y un pequeño jardín. Además está muy cerca de la casa de los Duques De Cambridge. Aunque no va a ser una casa nueva para Meghan, ya que ha visitado al príncipe en varias ocasiones a lo largo del último año. Las imágenes de la casa pueden verse en la web del Daily Mail.